Adiós wordpress, hola pagina web!

Como ya sabreis estos días he estado arreglando nuestra nueva página web! No ha sido tarea fácil ya que los conocimientos informáticos que tengo son limitados y pocos; pero con un poco de paciencia y muchos tutoriales y visión de paginas web, por fin funciona nuestro nuevo espacio.

Allí encontrareis las mismas recetas que hay aquí, además de las nuevas que iré subiendo. Iré añadiendo cositas para que sea lo más parecido a este lugar y que sea lo más cómodo para vosotros.

Así que os espero a todos en mi nueva web! www.solterossinlactosa.com

Anuncios

Helado de yogur con mermelada de fresa

Nuestra receta de hoy nos la dio Lali a través de Facebook, y desde que la vi supe que tenía que intentar hacerla. Aprovechando que no hay que usar ni cuchillos ni fuego ni nada, hoy la he cocinado en compañía de mi sobrina que tiene 3 añitos. Así que el merito de que esta receta esté deliciosa es de ella.

Ingredientes

  • 200 gr de queso fresco de untar
  • 2 yogures naturales de soja
  • 6 cucharadas de azúcar glas
  • 2 cucharada de mermelada de fresa

Preparación

Cogemos un bol y echamos dentro los dos yogures de soja. Con un una varilla manual los batimos un poco. Ahora le añadimos los 200 gr de queso de untar y volvemos a batir hasta que dejen de aparecer brumos. Añadimos el azúcar glas y volvemos a batir. Para terminar cogemos la cucharada de mermelada y batimos de nuevo.

Una vez batido todo bien lo ponemos en un recipiente que podamos meter en el congelador y lo tapamos con papel de plástico. No dejéis espacio entre el papel de plástico y el helado, que queden pegados. Por último solo queda ponerlo en el congelador y esperar mínimo unas 2 o 3 horas.

Consejos

–        La cantidad de queso para untar suele ser la de una tarrina entera. La que yo uso es la de Lactofree de Arla porque es la única que existe en mi zona. Solo la he visto en Eroski

–        La mermelada puede ser de cualquier fruta, podéis usar vuestra mermelada favorita.

–        Si no tenéis azúcar glas podéis moler en un molinillo de café el azúcar normal y os saldrá igual.

–        Lo mejor de todo es que sabe como una tarta de queso!!

Imagen

Espaguetis a la carbonara sin nata

Esta es mi propia variación de la receta de espaguetis a la carbonara. Como bien sabréis no podemos usar nada con lactosa y hasta que encuentre una nata que sea aceptable para mi estómago solo podré hacer esta variedad de receta.

Ingredientes

  • Spaguetis
  • Taquitos de pavo
  • 1 huevo
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Oregano
  • Queso rallado

Preparación

Ponemos el agua a hervir con un poco de aceite y sal. Ponemos los espaguetis dentro y dejamos que se vayan haciendo.

Mientras en una sartén ponemos los taquitos de pavo y los vamos dorando. Batimos el huevo y le añadimos sal y pimienta. Cuando los taquitos estén en su punto añadimos el huevo en la sartén y removemos para que no se nos quede como una tortilla.

Con los espaguetis preparados, los sacamos del agua y los metemos en la sartén. Lo removemos y le añadimos el orégano. Solo nos queda emplatar y listo!

Consejos

–        Las cantidades son al gusto del consumidor. Yo consumo poco, pero cada soltero es un mundo.

–        Para hacer los taquitos de pavo recuerda hacerlos a fuego medio bajo. Si no se van a quemar muy pronto por fuera y no estarán sabrosos.

–        Si no quieres taquitos de pavo puedes utilizas tiras de bacon, como en el original.

–        Si queréis le podéis poner queso rallado por encima, siempre sin lactosa. Uno de los que yo uso es del Mercadona.

Imagen

Pechugas de pollo con salsa de miel y limón

Como sabréis me cuesta horrores comer frutas y las tengo que esconder per a poder pegarles bocados. Con esta receta tomamos el zumo de un limón y añadimos de esa manera una de las 5 frutas y verduras que hacen falta al día.

Esta receta nace del cansancio de comer pechuga con kétchup; porque sí, se pueden añadir otros ingredientes para hacerla sabrosa. Como siempre, receta fácil y sencilla para poder cocinar cualquiera.

Ingredientes

  • 2 trozos de pechuga
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 limón
  • 1 patata
  • Una pizca de sal
  • Aceite de oliva

Preparación

Empecemos esta receta haciendo zumo de limón con el limón. En un bol ponemos el zumo de limón, las 3 cucharas de miel, la pizca de sal y un poco de aceite de oliva. Con todos los ingredientes juntos,  vamos a mezclarlos bien.

Una vez mezclado cogemos las pechugas de pollo y las cortamos en tiras. Ponemos la pechuga en el bol y lo mojamos bien. En este momento tapamos el bol y lo dejamos en la nevera entre media hora y una hora entera.

Imagen

Pelamos la patata y la cortamos en tiras. Lo dejamos en agua durante unos 15 min para que suelte el almidón.

Ponemos aceite en una sartén y cuando esté caliente metemos las tiras de patata para freírlas. Terminadas de freír la ponemos en un plato con un papel absorbente y las dejamos de lado mientras van perdiendo el exceso de aceite.

Quitamos el aceite de la sartén y ponemos los trozos de pechuga ahora en ella a fuego medio. Cuando estén hechos (que no dorados) metemos la mezcla del bol en la sartén. El siguiente proceso es dejar que se vaya evaporando la mezcla hasta que quede la salsa de miel.

Solo nos queda emplatar y listo!

Consejos

–        Si vais a hacer más trozos de pechuga recordad añadir más cantidad de miel y zumo de limón.

–        Recordad de no poner los trozos de patata con aceite hirviendo. Si esta muy caliente os salpicará mucho.

–        No os paséis con la cantidad de pechuga y salsa. Al ser miel es muy dulzón y se puede hacer pesado comer.

–        Yo he usado patatas para acompañar pero podéis poner cualquier otra cosa como,  por ejemplo, verduras salteadas.

 Imagen

Batidos de Soja de Mercadona

Imagen

Hoy os voy a hablar de los batidos de soja que hay en Mercadona. Yo creo que mi grado de intolerancia es bajo, sin embargo cada vez que bebo uno de estos batidos me siento enferma.

Miré en sus ingredientes si hay algún productos que contenga lactosa y nada. Si podéis con ellos os diré que de sabor están sabrosos. Yo probé el de chocolate y estaba delicioso. Si no fuera por ese sabor con el primer batido me hubiera dado por vencida. Los usé de nuevo en mi receta de Muffins de Chocolate, y aunque el mal estar duraba menos siempre quedaba esa sensación de que algo no va bien.

Yo os propongo que lo probéis y que valoréis vosotros mismos si vale la pena comprarlos de nuevo o no. Ya os digo que en mi caso y con mi grado de intolerancia, me resulta imposible beberlos.

Masa para pizzas

La primera vez que hice la masa para pizzas me prometí a mi misma no volver a comer masas precocinadas. Lo que me estaba perdiendo! Os prometo que una vez que lo hagáis no aceptareis ya cualquier pizza, solo las que sepan igual de bien que las vuestras.

Ingredientes

  • 100 cl de agua
  • 150 gr de harina
  • 1 pizca de sal
  • ½ sobre de levadura
  • 7 cl de aceite de oliva

Preparación

Cogemos un bol y metemos todos los ingredientes secos (la harina, la levadura y la sal) y los mezclamos bien. Ahora haremos un agujero en el centro donde meteremos el agua templada y el aceite de oliva.

Removemos con un tenedor hasta que la masa se empiece a despegar del bol. En este momento lo puedes seguir mezclando con tu propia mano. Recuerda que cuando te pongas a mezclar de enharinar la mano para que no se os quede pegada la masa en las manos.

Con la masa ya bien unificada vamos a enharinar la mesa un poco. Ahora vamos a amasar y estirar la masa encima de esa zona. Cuando ya esté bien estirado lo doblamos por la mitad y repetimos el proceso. Así estaremos durante 5 min.

Para que quede bien fina pasmos un rodillo por encima y le damos la forma redondeada. Solos nos quedará ponerle los ingrediente que queramos para la pizza y al horno!

Consejos

–        La harina que usaremos es harina de pizza o fuerte. No uséis la de bizcochos porque os quedara demasiado esponjosa y los bordes no os sabrán bien.

–        Con esta receta os da para hacer una pizza mediana

–        El aceite de oliva se puede cambiar por aceite de girasol

–        El agua debe de estar templada. Puede ser del tiempo o calentarla unos segundos en el microondas.

Imagen

Galletas Maria Sin Lactosa de Mercadona

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Primero os explicaré que la foto de la caja no es mía ya que hace tiempo que la tiré y no he encontrado la foto directamente de Mercadona, pero me vale para que tengais una idea visual de que galletas os hablo. Hace tiempo usé estas galletas para hacer el bizcocho de cítricos y os voy a hacer la valoración de este producto. Entiendo que puede ser difícil hacer unas galletas sin lactosa, pero en algún punto se perdió el sabor de la autentica galleta maria y se transformó en el desastre de galleta que es esto.

Cuando las usé en el bizcocho noté que quedaba algo arenosos. En aquel momento supuse que era porque no habría triturado bien las galletas. Sin embargo el tiempo me demostró que el problema no era la trituración, sino que era la galleta.

Estas galletas son antiabsorbentes al agua. Las usé para desayunar más de una vez y jamás conseguía que se mojaran por dentro más de medio centímetro. Recuerdo que una vez se me cayó un trocito pequeño en el vaso, me bebí la leche y me lo comí. Estaba seco!!

Además cuando las trituras en la boca sigue quedando algo siempre. Y por lo que he leído a bastantes intolerantes les seguía sentando mal.

Por tanto y sintiéndolo mucho, no os la puedo recomendar. Aunque lo que siempre digo, que para gustos colores, pero en mi caso personalmente no volveré a comprarlas.

2013-07-31_16.08.09[1]